vestidos de madrinas

Ser la madrina en una boda es un gran honor pero también es un cargo que te convierte en la segunda de a bordo y en una de las grandes protagonistas del evento. Por eso, son muchos los factores que debemos tener en cuenta sobre los vestidos de madrina para bodas si lo que queremos es triunfar con nuestra elección.

Con todas las modas americanas que se integran en nuestra cultura, es posible que la novia trate de inspirarse en las películas que vemos en el cine o en la televisión y decida  escoger a varias madrinas entre sus amigas o familiares que vestirán exactamente igual o en el mismo color. Si se diera este caso, debemos aceptar lo que la pareja quiere para su boda, pero esto no significa que no podamos opinar o hablar con la novia previamente para sentirnos cómodas con el modelito.

Que se debe tener en cuenta al escoger vestidos de madrina para bodas:

Si, tras hablar con la novia, estamos seguras de que podemos escoger nuestro vestido sin problema debemos temer en cuenta que la protagonista sigue siendo la novia y, aunque queramos estar muy guapas o el estilo de la ceremonia no sea el nuestro, lo correcto es adaptarse a la celebración. No es lo mismo celebrar el enlace en una casa que hacerlo en nuestra finca de bodas, por ejemplo.

Aunque el color del vestido dependerá de la hora a la que se realice la ceremonia y el banquete, en todo caso debemos evitar los tonos excesivamente claros y el blanco, a no ser que los novios indiquen lo contrario. Trata de escoger el tono con el que más atractiva te sientas y, como consejo, huye del negro, que ya está muy visto.

Tiene que ser un vestido muy elegante y que, obviamente, te siente bien. Sin embargo, no debe eclipsar a la novia ni remotamente. Por esta razón, lo más aconsejable es que esperemos a ver que vestido llevará la novia y que pidamos su opinión antes de decidir el nuestro. Así, aseguramos que encajaremos con el estilo que la novia marca y, además, contaremos con su aprobación para que su día sea perfecto. Sin embargo, esto no quiere decir que nos pongamos cualquier cosa simplemente porque a ella le guste, seguramente podréis llegar a un acuerdo en el que ambas os sintáis cómodas.

Después hay que escoger el maquillaje y el peinado más adecuado para el vestido, el que mejor quede con el conjunto decidido. Un calzado cómodo es la mejor opción para la madrina, ya que aunque otros invitados se cambien de zapatos o se descalcen siempre quedará mejor lucir el modelito completo en todo momento. Por último, busca un bolso elegante, acorde al vestido y de pequeñas dimensiones.

Una vez te hayas decidido, no olvides comentar tu elección final entre todos los vestidos de madrina para bodas que encuentres.

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)

No comments yet.