Montar una fiesta tiene sus complicaciones. Para empezar tienes que elegir la clase de evento que quieres realizar. Existen varios tipos de eventos sociales o empresariales que se pueden celebrar. Sin ánimo de ser exhaustivos, vamos con una lista de los principales eventos que existen.

Tipos de eventos sociales

Bodas

Cuando alguien piensa en un evento social, lo primero que suele venírsele a la cabeza es una boda. Si estás buscando dónde celebrar la tuya, Restaurante Trinidad, una de las fincas de bodas en Madrid más representativas, con más de 100 años de historia a nuestras espaldas.

Cumpleaños y aniversarios

Sin duda son los eventos más frecuentes, porque se repiten una vez al año. Pueden ser tan grandes como se deseen, por ejemplo, la gente suele celebrar con más ahínco ciertas edades (los 30 se celebran más que los 29, por ejemplo).

Reuniones familiares

Las reuniones familiares tienen el único (y gran objetivo) de juntar a toda la familia en un mismo sitio. Ahí se reúnen parientes que tal vez lleven años sin verse, lo que les da a este tipo de eventos un aire único.

Ritos de paso

Son aquellos ritos que marcan algún momento importante en la vida de una persona: comuniones, confirmaciones, fiesta de los 18… Estas celebraciones pueden ser tan vistosas y complicadas como la planificación de una boda, a pesar de que el invitado de honor por lo general es un adolescente.

Catas de vinos y degustaciones

Las catas de vino, y las degustaciones en general, están de moda. No es de extrañar, porque es la excusa perfecta para probar vinos y alimentos de gran calidad y encontrarse con gente interesante.

Cócteles

Los cocteles son una gran alternativa a las cenas formales de brazos caídos. Los cócteles normalmente se llevan a cabo alrededor de 5 o 6 de la tarde y de ejecución para sólo dos horas. Los cócteles se sirven cerveza y vino, junto con varios aperitivos, tapas o aperitivos. No hay que tener un buen motivo para organizar un coctel, basta con  un grupo de amigos que quieran verse y pasar un buen rato.

Cenas intimas

En este tipo de eventos solo hay una pareja, por lo que, a priori, son los más fáciles de organizar. Solo se necesita una mesa, unas velitas, luz tenue y una música adecuada.

Estos son, en resumen, los tipos de eventos sociales más habituales que puedes celebrar. En nuestro próximo post hablaremos de los eventos empresariales.

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)

    No comments yet.