Las tartas eran el modo tradicional de poner la guinda al pastel en un banquete de boda, era una costumbre de la época romana, tradición y superstición donde la novia debía partir la tarta nupcial antes que el novio como garantia de un matrimonio exitoso.

Y debe ser que ahora la tendencia es no creer y dejar de ser supersticiosos porque lo que más piden son postres emplatados para poder ofrecer a los invitados diferentes degustaciones.

Desde nuestra finca de bodas original, proponemos que corten la tarta pues es un momento muy bonito y se reserve para algunos invitados y además se ofrezca el postre individual

¿Vosotros qué opináis?

Deja tus comentarios pues os leemos cada día, podéis comentar más abajo.

Cortar la tarta de boda: qué no podéis olvidar o hacer

  • Personalizar vuestra propia espátula o utilizar un sable o instrumento que corte con valor sentimental
  • Cortar la tarta junto a vuestro hijos (para aquellos que han sido papás antes)
  • Si repartís tarta garantizaros que es apta para alérgenos
  • Haced un buffet de tartas para tener la opción de cortar varias y ofrecer diferentes sabores a los invitados

Podéis leer más en este enlace «cómo hacer un brindis»