No nos engañamos, cualquier boda es siempre una alegría, pero también es un compromiso para los invitados, que se preguntan qué regalar para una boda. Queremos darte algunas ideas, así que si te falta la inspiración te recomendamos que sigas leyendo este post.

Qué regalar para una boda

Los regalos caros suelen tener más éxito, ¿por qué será? Cuando el presupuesto escasea, es buena idea juntarse con los amigos y hacer un buen regalo grupal. Si los amigos tampoco tienen demasiado dinero, puedes pensar en un regalo más sentimental que vaya directo al corazón de la pareja. ¿Qué tal un álbum de fotografías con los mejores momentos del grupo de amigos?

Algo muy original y no demasiado caro son los cuentos personalizados, que pueden narrar la historia de amor de los novios o cualquier otro momento de su vida.

Los regalos originales pueden tener muy buena acogida o, por el contrario, dejar a la gente más bien fría. Pero lo que parece claro es que nunca van a ser demasiado “prácticos”. Por eso a veces lo mejor es no darle demasiadas vueltas a la cabeza y optar por algo de utilidad: una tostadora, una licuadora, un mp3, un microondas…

A diferencia de años anteriores, las parejas de hoy en día quieren giros modernos en los regalos de boda tradicional, a pesar de que algunos de los regalos más codiciados aún provienen de los departamentos de cocina, comedor, ropa de cama y de baño.

Si ninguna de las opciones anteriores te convencen porque crees que pueden no gustarle a los novios, siempre puedes regalar uno de esos cofres regalos que dan la oportunidad de elegir entre varias experiencias para disfrutar. Ya sería mucha mala suerte que ninguna de las opciones les gustase.

Algunos novios tienen la gentileza de facilitar las cosas elaborando una lista de regalos. En ese caso, no te empeñes en ser creativo y cíñete a la lista. Si bien las listas de regalos son una práctica cada vez más común, según los expertos, el dinero en efectivo (ofrecido en un bonito sobre) sigue siendo el rey cuando se trata de la boda.

Saber qué regalar en una boda puede convertirte en el invitado más apreciado por los novios, y también hacer que todo el mundo quiera invitarte a su enlace. Te dejamos a ti decidir si eso es una buena o mala noticia ;).

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)

No comments yet.