Las bodas tienen una serie de normas de etiqueta que conviene conocer antes de asistir a una como invitado. Algunas de estas normas son de sentido común y otras no son tan evidentes. En cualquier caso, hoy queremos contarte qué no hacer en una boda si no quieres meter la pata.

¿Qué no hacer en una boda?

Confirmar tu asistencia demasiado tarde

Si los novios te envían la invitación con varios meses de antelación es para tener claro lo antes posible cuánta gente piensa asistir a la boda. No demores tu respuesta hasta el último momento, sería una falta de respeto.

No pagar el cubierto

Nadie te obliga a dar dinero a los novios o a hacerles un regalo, pero hombre, ya que han tenido el detalle de invitarte al día más especial de su vida, qué menos que tener tú también algún detalle con ellos.

Llegar tarde

Una costumbre cada vez más habitual, y poco afortunada, es acudir directamente al convite sin pasar por la iglesia. Eso demuestra poco respeto hacia los novios.

Llevar a un acompañante sorpresa

Si piensas llevar acompañante a la boda es mejor que lo digas, y que desveles de quien se trata. Está mal visto llevar a alguien sin avisar, ya que puede descuadrar los planes de la pareja (piensa en los sitios de la mesa a la hora del banquete).

Llamar la atención con tu atuendo

Se dice que no puede pasar nada peor que qué una invitada vaya mejor vestida que la novia. Sea verdad o no, lo cierto es que no es buena idea llevar un vestido demasiado llamativo o, en general, distraer de los novios el foco de atención.

Ejercer de fotógrafo amateur

Seguro que los novios ya han contratado a un profesional para que se haga cargo de las fotos de la boda. Si tu e dedicas a estar todo el rato haciendo fotos puedes obstaculizar al fotógrafo contratado y poner de los nervios al resto de invitados y a los novios.

Pasarse con el alcohol

Ya sabemos que en las bodas hay barra libre, pero abusar del alcohol puede ponerte en una situación comprometida, a ti y a los que están a tu alrededor. Diviértete, pero siempre bebiendo con moderación. Seguro que prefieres guardar recuerdos que no estén borrosos.

Si sigues estas normas sobre qué no hacer en una boda seguro que tanto tu como el resto de asistentes a la boda os lo pasaréis mucho mejor.