La época estival altera nuestro organismo a medida que van subiendo las temperaturas. Apetece comer platos refrescantes y ligeros y además saludables para cuidar nuestro cuerpo, nuestra piel y nuestra talla. Saber qué comer en verano te resultará fácil después de leer este post.

Durante esta época pasamos mucho calor y esto hace que nuestro organismo necesite antioxidantes y, sobre todo, hidratarse. Es por esto que se recomienda beber muchos líquidos y cuidar especialmente la alimentación de niños y ancianos. Los alimentos más indicados para superar estos problemas son las frutas y las hortalizas, ya que contienen una gran cantidad de agua, justo lo que necesita nuestro organismo.

Alimentos qué comer en verano:

Fruta:

Sandía, cerezas o melón son las frutas de temporada que más suelen triunfar en verano, pero la oferta es ampliamente extensa. Sin embargo, las posibilidades de toda la fruta en general son muy grandes. Se pueden tomar como piezas separadas o como batidos o zumos. Pueden ser muy refrescantes y evitan las deshidrataciones por calor.

Hortalizas:

No solamente hidratan y refrescan el organismo, sino que, además, protegen la piel ante los peligros y riesgos de la exposición al sol y el calor. Son, al igual que la fruta, muy saludables, otorgándonos beneficios para problemas cardiovasculares y digestivos. Además, son un recurso muy socorrido ya que se pueden preparar de forma fácil y rápida sabrosas  ensaladas, ideales para comer en verano.

Ensalada de pasta:

Un producto típico que seguro encontraremos en cualquier cocina es la pasta, protagonista de uno de los platos estrella del verano. La ensalada de pasta es una receta fresca y cómoda. Además, puede ser muy útil para llevársela a la playa o al campo. Los ingredientes que añadas a la pasta dependerán de tu gusto y con un buen aliño puede convertirse en una deliciosa pero sencilla comida.

Sopas frías:

Un buen plato refrescante y muy nutritivo son las cremas y sopas frías. Aprovechando la cantidad de vegetales que se ofertan en esta época del año, podemos preparar estos sabrosos  platos utilizando las hortalizas frescas y crudas para que conserven todas sus propiedades. El gazpacho o el salmorejo se convierten en delicias que comer en verano.

Además, se recomienda respetar los horarios de las comidas durante las vacaciones y realizar entre 4 y 5 al día. Se debe consumir al menos dos litros de agua al día pero poco a poco para mantener la hidratación durante toda la jornada. Esperamos que con estos consejos y sabiendo qué comer en verano puedas disfrutar de unas estupendas vacaciones. Si conoces más recetas perfectas para esta estación, te animamos a compartirlas.

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)

No comments yet.