El protocolo es un conjunto de normas de comportamientos a llevar a cabo tanto en la vida diaria como en ocasiones especiales. Estas normas pueden contarse por miles según especificaciones, sin embargo existen algunas normas básicas de protocolo que son válidas para todo tipo de situaciones, normas de comportamiento que debemos seguir en todo caso si no queremos llamar la atención por nuestra actitud, son las siguientes:

Qué no hacer

  • Al ahora de presentar no debemos recurrir a definiciones genéricas. Términos como señora o señorita han pasado de moda y ya apenas deberían utilizarse, no siendo para referirse a personas con tratamiento especial. Lo más fácil y correcto es introducir a una persona diciendo su nombre y primer apellido.
  • Permanecer sentados cuando recibimos un saludo es signo de dejadez. Ante cualquier persona en el momento del saludo debemos incorporarnos para ponernos a su altura. Tanto para hombres como para mujeres, es poco conveniente permanecer sentado durante un saludo. Tampoco es conveniente dar la mano con guantes, incluso con sombrero.
  • Acciones como estornudar o incluso atragantarse son inevitables, incluso en las cenas con los invitados más exclusivos habrán vivido una escena de pánico ante un atragantamiento accidental, sin embargo existen acciones que si podemos evitar, la más alarmante es sonarse a la mesa, en especial si después miramos el pañuelo, algo que no debe hacer en ningún caso, ni siquiera en la intimidad.

Qué hacer

  • El caso típico de protocolo es la disposición de los cubiertos. Parece que es muy difícil discurrir su uso, de hecho lo es, sin embargo un comensal no tiene por qué preocuparse, simplemente se deben utilizar los cubiertos desde la parte exterior a la interior. La disposición es muy clara desde la cuchara de sopa, última a la derecha, hasta la cucharilla del postre, en la parte frontal del plato.
  • El orden de las copas va de izquierda a derecha: agua, vino tinto, cava y vino blanco. Se supone que deberemos utilizarlos en orden según transcurra la comida.
  • Es fundamental sentarnos derechos y llevar la comida a la boca, no debemos encorvarnos para acercar el cuerpo a la comida. Los codos pueden apoyarse en la mesa entre plato y plato.
  • Por último, tampoco está prohibido fumar, la única condición es hacerlo una vez se ha acabado el último plato.

Estas son las normas básicas de protocolo, como ves no son especialmente complicadas, basta con aplicar un poco de sentido común. Si tienes alguna duda acerca de este tema simplemente escríbenos un comentario en nuestro blog y desde nuestro restaurante de bodas en Madrid estaremos encantados de contestarte.

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)