Las celebraciones al aire libre están de moda, y no nos extraña, ya que la naturaleza puede ser el mejor escenario del mundo. Por eso, hoy hablaremos sobre ideas para bodas al aire libre, consejos para que la celebración sea perfecta y se eviten posibles problemas.

Son muchas las opciones que se nos ofrecen al pensar en una boda al aire libre, el espacio es tan amplio que casi podríamos decir que todo vale. A pesar de esto, si pensamos en el protocolo de una boda, por muy originales que queramos ser, debemos tener en cuenta cuales son los límites y que opciones son las más recomendables en esta ceremonia.

Ideas para bodas al aire libre:

A la hora de decidir la decoración del espacio, hay que aprovechar los recursos que ya nos ofrece el mismo. Por lo general las bodas al aire libre se celebran en campos, fincas o playas, con lo que la propia naturaleza ya nos aporta un escenario bonito y con muchas posibilidades. Si es de noche, se puede jugar con las luces, colocando antorchas, pequeñas farolas o luces en los árboles. Además, los invitados pueden encender bengalas. Si es de día los adornos colgantes o los molinillos serán una opción original pero elegante.

A la hora de escoger la vestimenta, lo más adecuado es que tanto los invitados como los novios tengan en cuenta que celebrar la boda al aire libre supone que deberán llevar prendas más informales. También hay que prestar atención al calzado, ya que el suelo será inestable. Por último, según la época del año, no se deben olvidar los abanicos, sombrillas o chaquetas.

La celebración puede animarse si se aprovecha el espacio para participar en divertidos juegos como gymkanas o carreras. Puede ser una forma de amenizar la velada e introducir algún elemento nuevo con el que los invitados y los novios disfruten recordando su infancia y divirtiéndose como niños.

No hay que olvidar que los invitados precisarán de servicios, por lo que debemos asegurar que el espacio cuenta con baños o alquilarlos a una empresa especializada. También es importante asegurar un plan B por las posibles complicaciones meteorológicas, ya que, aunque no lloviera, simplemente el viento puede ser molesto. Por este motivo, lo mejor es asegurarnos de que el lugar escogido cuenta con un salón a cubierto preparado para dar cobijo a todos los invitados y asegurar que los resultados allí también serán los deseados.

Si quieres celebrar una boda al aire libre en Madrid, Restaurante Trinidad es el mejor lugar para ello. Con un enclave privilegiado en plena naturaleza pero solo a un paso de Madrid. ¡Ven a conocernos!