Un destilado histórico

La primera noticia que tenemos acerca del whisky data del siglo XVI, documentado por unos monjes irlandeses. Su elaboración no ha cambiado mucho desde entonces. Se obtiene de la destilación de malta fermentada de cereales como cebada, trigo o maíz.

Actualmente la norma especifica que debe contener un volumen de un 40 a un 62 por ciento. Su nombre deriva del gaélico y se puede traducir como fuente de vida.

Desde su origen ha sido fuente de polémica y desde que se impusieron las primeras normas para su fabricación ha sido objeto de contrabando.

Proceso de elaboración

El primer paso es fabricar la malta. El cereal debe remojarse y escurrirse varias veces a una temperatura aproximada de trece grados. Una vez obtenida la malta se deja reposar unos siete días en barricas hasta que comienza a germinar, de ésta manera el almidón del cereal se convierte en azúcar.

A continuación se seca por calor vegetal, se muele y se mezcla con agua caliente.

Tras la mezcla con agua se añaden las levaduras que lo harán fermentar y se destila varias veces. Tras el proceso de destilación comienza a aparecer el origen del caldo.

Una vez obtenido el líquido se deja reposar. El material del barril y la duración depende de cada fabricante. El whisky de malta debe reposar en madera de roble para que el aroma de ambos se mezclen. A veces el color se potencia mediante el añadido de caramelo.

Cuando está listo se puede embotellar y comercializar.

Tipos de whisky

-Malteado: Siguiendo el proceso anterior de malteado del cereal. Es el mas corriente.

-De grano: El grano es cocinado en bruto sin pasar por el proceso de malteado.

-Mezcla (blended): Se trata de whiskies conseguidos a base de mezclas de diferentes tipos.

-Singles: Salidos de un único proceso y una sola barrica. No contienen mezclas y se elaboran a partir de un único proceso.

Origen

Hay varias zonas que ofrecen whiskies de diferentes características. Algunos de los mas populares son el escocés, sin duda de una calidad y variedad indiscutible; irlandeses, suaves y mas delicados que los anteriores; estadounidenses, afrutados y dulces, tienen su propia denominación,” bourbon”; canadienses, también suaves y destilados a partir de maíz.

El whisky ha pasado de ser una bebida elitista y marginal a estar en las copas de los paladares mas exigentes. Hoy en día la cultura del whisky se ha recuperado y todos los amantes de esta noble bebida estamos de enhorabuena.

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)

    No comments yet.