Acaban los meses de verano, pero no por ello acaba la temporada de bodas, de hecho, cada vez  son más las parejas que eligen los meses venideros para celebrar su enlace. La temporada otoño-invierno es, para mucha gente, la época perfecta para celebrar su unión, por eso en esta ocasión nos centramos en un detalle imprescindible durante esta época del año, los centros de mesa para una boda en otoño-invierno.

Centros de mesa para una boda en otoño-invierno

  • La idea principal que debemos tener en cuenta a la hora de decidirnos por el diseño de los centros de mesa para una boda en otoño invierno es que este elemento debe representar el color de la estación, especialmente durante el otoño. La época nos pide colores pardos y elementos naturales tales como hojas, piñas, incluso hortalizas de temporada que adornen cada una de las mesas. Para el invierno, los colores de tonalidad clara y suave, como blancos o azules, son perfectos para comenzar a diseñar nuestros centros para bodas.
  • Los centros deben tener flores como protagonistas. Para empezar, elegir flores de temporada permite que estén aclimatadas al entorno, además supondrán un ahorro respecto a flores fuera de temporada. Las margaritas de colores vivos o la flor del girasol son siempre dos opciones perfectas para una boda otoñal.
  • Además de los elementos vivos, la madera debe tener un papel protagonista en los centros de mesa para una boda en otoño-invierno. La madera no solo es un elemento natural típico de estas épocas, además aporta calidez y se convierte en un elemento protagonista.
  • Las hortalizas también son un elemento típico de los últimos meses del año, ten en cuenta que no toda la cosecha se realiza en julio y agosto. Las calabazas, por ejemplo, no solo son típicas de Halloween, sus colores y sus formas permiten que se conviertan en las protagonistas de la mesa, además dependiendo de su etapa de maduración, crearán un colorido elemento en la mesa.
  • Otro elemento típico de estas fechas son los frutos rojos y el acebo. Las bayas, por ejemplo, tienen colores muy vivos perfectos para celebraciones, además combinan muy bien con otros elementos vegetales como el eucalipto o los helechos.
  • Plantea una paleta que pasa por el rojo, naranja y rosa en otoño, y por el azul, blanco y plata en invierno. Aunque decidas incluir otros tonos, los centros de mesa para una boda en otoño-invierno deberían basarse en estos tonos.

Estos son algunos consejos para diseñar centros de mesa para una boda en otoño-invierno, si quieres celebrar tu próximo enlace durante los meses de otoño e invierno contacta con nosotros, en Restaurante Trinidad ponemos a tu disposición todo lo que necesitáis para que vuestro enlace sea perfecto.