Hoy en día lo mas original de una boda es el hecho en sí de casarse. Pero mas allá de la rareza que supone formalizar una relación en este siglo, los felices prometidos optan cada vez mas por embellecer la ceremonia con los mas variados actos que hagan de la celebración algo inolvidable para bien o para mal. En este post te enseñamos varias cosas originales para hacer en una boda.

Cosas originales para hacer en bodas

Hasta hace no mucho la originalidad de moda era casarse por algún rito desconocido, o al menos hacerlo ajeno a los lugares nupciales comunes, siendo alguno de los mas populares el rito balinés, que permite llevar la ceremonia a la playa; el rito zulú, de inspiración surafricana, en fin, y demás ceremonias mas o menos figurativas.

Pero el paisaje ya no es nada, antes una boda podía plantearse en términos fotográficos, el objetivo era que los novios y sufrientes invitados quedaran satisfechos con instantáneas mas o menos originales, hoy el objetivo es Youtube. Para que la idea sea original se tiene que prescindir de lo estático, de la lentitud de los momentos que se recordarán para siempre, una boda que aspire a lo insólito tiene que estar en movimiento, y tiene que acabar en Youtube.

La gente está de hecho tan ávida de amor y rarezas que la pedida de mano ya debería ser un acto digno de ser exhibido, con posibilidades como anillos escondido en todo tipo de postres, la pedida en un estadio con sesenta mil personas atentas al momento o algunas mas actuales como una gymkhana virtual en Facebook.

 Una vez confirmado el enlace, la preparación de la boda puede convertirse en un auténtico derroche de imaginación en el que los novios sean los protagonistas de muy diversas formas.

Lo común son los disfraces, bodas temáticas que van desde Star Wars hasta inspiradas en bandas como Kiss. Invitados que se disfrazan y preparan un número lo mas digno posible para su canal de Youtube.

A parte de los disfraces, flotan por la red bodas en las que los invitados se enzarzan en una falsa pelea entre familias ante la indignación del reverendo, novios submarinos que se casan ante un decorado igualmente submarino que imita el vecindario de Bob Esponja, por supuesto bodas nudistas y votos pronunciados por las abuelas de los contrayentes con beso final.

Aunque lo que sin duda añade mas caché al video de una boda es la aparición de algún famoso. Hace poco hemos visto a Adam Levigne, cantante de los Maroon 5, aparecer en varias bodas por sorpresa con la intención de grabar un vídeo para la canción “Hopefully we are not guests”, la reacción de los novios e invitados no tiene precio.

  Nada acerca de Lip Dubs, un fenómeno que parece desaparecer poco a poco, bien por cansancio del público en general, bien por lo costoso de hacer bailar cada vez a mas gente en lugares cada vez mas insólitos.

 Una vez acabada la ceremonia queda no solo el recuerdo, sino además una imborrable muestra que va saltando de red en red social cosechando retweets, likes, views, etcétera.

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)

No comments yet.