Estamos acostumbrados a que las bodas sean actos fastuosos en los que los novios (y los padres de los novios) tiran la casa por la ventana. Pero no todas las parejas apuestan por este tipo de bodas; algunas prefieren celebraciones más humildes. Si es tu caso, te contamos cómo organizar una boda sencilla. Descubrirás que no tienes por qué gastarte un dineral para que sea el día más especial de tu vida.

¿Cómo organizar una boda sencilla?

En primer caso nadie debería endeudarse para la boda. Si tienes la ilusión de que tu presupuesto es ilimitado, será difícil contenerse para no gastar más de la cuenta y terminar complicando las cosas. Así que lo primero es hacer un presupuesto realista y moderado.

Las ceremonias civiles son por lo general más sencillas que las religiosas (salvo que te cases en el Ayuntamiento de tu ciudad). Si lo civil te parece demasiado soso, puedes elegir una pequeña iglesia o incluso una capilla, que dará un ambiente íntimo y acogedor al enlace.

El vestido de novias es uno de los elementos más característicos de la boda, y también de los que más quebraderos de cabeza ocasionan. Pero, ¿Por qué preocuparse por un vestido que solo vas a ponerte una vez en la vida? (con suerte). Si de verdad quieres ahorrar dinero, plantéate alquilar en vez de comprar. O incluso evitar el tradicional vestido de boda y ponerte algo elegante pero más sencillo. Tampoco impongas una etiqueta estricta a los invitados, después de todo quieres que estén cómodos y relajados, no preocupados porque se les vaya a romper un tacón.

Las bodas sencillas empiezan por una lista de invitados reducida. Solo los familiares directos y los amigos más cercanos. Olvídate de las invitaciones, un mensaje de WhatsApp hoy en día es mucho más que suficiente para invitar a alguien y que conformen la invitación.

Opta por una decoración simple y nada recargada. Si celebras la ceremonia en un jardín o en la naturaleza (hay oficiantes que se prestan a ello) tendrás un entorno único sin tener que invertir mucho en decoración. ¿O por qué no en la playa? (Si vives cerca). ¿Rosas tailandesas? (por poner un ejemplo exótico) No es buena idea, decántate por flores que se cultiven localmente y en temporada, ahorrarás dinero. En definitiva, no intentes impresionar a nadie.

Organizar una boda sencilla no es tan complicado, pon en marcha los consejos que te hemos compartido y relájate.

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)

No comments yet.