como hacer un buen gintonic

Un cóctel cada vez más de moda y que suma nuevos adeptos cada fin de semana es el Gin Tonic.  Esta bebida se ha convertido en una de las preferidas a lo largo del globo, surgiendo así, las ginebras Premium y una moda que ha hecho que el precio de esta copa aumenterápidamente. Sin embargo, en muchos casos nos ofrecen un coctel que no está a la altura, así que hoy vamos a enseñarte cómo hacer un buen Gin Tonic,

¿Cómo hacer un buen Gin Tonic?

–          Vaso: El primer paso a la hora de realizar cualquier clase de coctel es escoger el vaso o la copa más adecuada para la bebida. En el caso del Gin Tonic siempre se aconseja escoger un vaso de boca ancha, ya que esta clase de recipiente permite que el consumidor pueda captar el aroma de su bebida. Además, debería tener una capacidad bastante grande y, si es posible, asegurarnos de que se pueda coger la copa sin calentarla. Por todos estos motivos, una copa de balón será la mejor opción para hacer un buen Gin Tonic.

–          Hielo: No hay nada más horrible que tomar una copa aguada. Evitar este desastre tiene una fácil solución, bastará con asegurar que el hielo este duro y que sea grande. Una vez introducido en la copa, es recomendable dar varias vueltas a la misma para que esta se enfrie.

–        Ginebra : Existen diferentes tipos de ginebra y, aunque las diferencias entre ellas son pocas, su elección depende del gusto del consumidor. Sin embargo, para saber cómo haber un buen Gin Tonic, debemos aprender a servir de la forma correcta la ginebra. Se suele decir que se precisan 5 cl por cada 20 cl de tónica, pero una forma de realizar esta medición de una forma más sencilla es calcular que por cada 20cl de tónica debe haber un chupito de ginebra.

–          Tónica: Tanto la ginebra como la tónica deberían estar frías en el momento de servirse. Al igual que con el ingrediente anterior, a la hora de escoger una tónica encontramos diferentes tipos. En este caso, escoger una variedad que no esté aromatizada en exceso será un acierto, ya que de otro modo ocultaría las características de la ginebra. Una buena forma de evitar que se pierda el gas, es ayudarnos de la cuchara mezcladora para guiar  a la tónica hasta el final de la copa, haciendo que ginebra y tónica se mezclen directamente.

Por último, se suele aromatizar la copa. Sin embargo, debemos realizar este paso con mucho cuidado para evitar tapar el propio aroma de la ginebra.  Se suele añadir piel de limón o lima fresca, evitando añadir demasiados detalles extra. Siguiendo todos estos pasos obtendrás el coctel de moda con buenos resultados, disfrútalo y recuerda no beber en exceso.

En nuestra terraza chill out en Madrid sí que sabemos cómo hacer un buen Gin Tonic. ¡Este verano no te quedes sin probarlos!

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)

No comments yet.