Qué vestido llevar, esa será la gran decisión de una mujer en el día de su vida (aunque no tan importante como dar el sí quiero). ¿Cómo elegir el vestido de novia perfecto para ti? Te damos algunos tips y consejos para que aciertes.

Cómo elegir el vestido de novia

Programa la cita para elegir el vestido de novia a primera hora de la mañana. Si tienes la primera cita de la mañana, en la tienda habrá menos gente, y tendrás toda la atención del personal.

La cámara de fotos será tu aliado imprescindible. Cuándo tengas que elegir entre varios modelos, no te fíes de tus recuerdos sobre cómo te quedaba el vestido cuándo estabas frente al espejo. Hazte varias fotografías con cada vestido para que luego puedas repasarlas en casa con toda tranquilidad. Por supuesto, pruébate todos los vestidos que te gusten, nadie dije que la elección fuese fácil ni sencilla.

Los detalles son importantes, pero antes de empezar a fijarse en ellos, primero averigua la silueta que se ajusta mejor a tu figura. La elegancia es fundamental, desde luego, pero también lo es la comodidad. Antes de decantarte por un vestido hazte algunas preguntas como: ¿podré bailar bien con este vestido? ¿Podré sentarme sin problema? Por muy bonito que sea el vestido, si vas a sentirte atrapada en él todo el día, mejor buscar otro.

No te olvides de la parte superior del vestido. Un vestido largo, con una espléndida y un dobladillo de fantasía es para morirse. Pero recuerda que la parte de arriba será lo más visible  los invitados  y lo que aparecerá en la mayoría de las fotos de la boda. Muchas de las fotos de boda que hacen los invitados a la boda son de cintura para arriba.

Lleva tu mejor sujetador cuándo vayas a probarte vestidos. Un sostén que ajuste bien realmente puede ayudarte en la búsqueda.

No compres por impulso, ni los vestidos de novia ni los complementos son precisamente baratos.

No elijas un vestido de novia sólo porque está de moda ahora. Un vestido debe ser atemporal y resistir el paso del tiempo (aunque esperamos que no tengas que volver a usarlo). Cuando un vestido tiene elementos tanto modernos como tradicionales, y te sientes en tu mejor versión al llevarlo puesto, has encontrado tu vestido atemporal. Trata de no quedar atrapada en la tendencia del momento y céntrate en tu estilo personal.

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)

No comments yet.