25 años casados, ¡se dice pronto! Eso es lo que se conmemora en las bodas de plata. Algo que no pasa todos los días y que desde luego vale la pena festejar por todo lo alto. Después de todo, es uno de los tipos de aniversarios de boda más especiales. Te damos algunas ideas sobre cómo celebrar las bodas de plata.

Cómo celebrar las bodas de plata

La mejor manera de celebrar el 25 ° aniversario es pasar tiempo con los seres queridos. Y ya que la pareja puede que no haya tenido la oportunidad de ponerse al día con todo el mundo durante tanto tiempo, esta ocasión es la oportunidad perfecta para una gran reunión de amigos y familiares.

Para empezar, envía invitaciones a todos los amigos y parientes cercanos. Haz una lista de invitados para comprobar si se ha invitado a todos ellos o no. A continuación, hay que fijar un presupuesto para la fiesta. De acuerdo con eso, hacer los planes para reservar el lugar. Si es posible, trata de celebrar la fiesta en el lugar donde fue la ceremonia de boda o donde se celebró la recepción. Si quisiste haberte casado en un lugar y no pudiste, quizás ahora sea el momento. Para reavivar el amor en la relación, se puede pensar en la renovación de los votos nupciales.

Quizás prefieras no juntar a tanta gente. En ese caso, una cena romántica en uno de los restaurantes favoritos de la pareja puede ser una gran idea para celebrar el 25 ° aniversario. La pareja puede optar por ir sola o llevar a sus hijos. De este modo puedes pasar tiempo de calidad con la gente que amas, sin tener que gastar mucho en una fiesta de aniversario de gala.

O no hace falta ni salir de casa, con los años, la pareja habrá acumulado una gran cantidad de recuerdos en forma de fotografías y vídeos. Puedes simplemente sentarte y disfrutar de las fotos antiguas; desde luego es el mejor momento para hacerlo.

Pero, celebres donde lo celebres, las bodas de plata no pueden pasar sin un regalo. Recuerda que si se llaman de plata es porque esto es lo que tradicionalmente se regalaba. Un anillo de plata, un reloj de plata… Hay donde elegir. Aunque también puedes liarte la manta a la cabeza y organizar una segunda línea de miel.

Y a ti, ¿cómo te gustaría celebrar las bodas de plata?

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)

No comments yet.