¿Te vas a casar y te estás preguntas cómo ahorrar en una boda? Pues estás de enhorabuena, porque te traemos unas cuantas ideas creativas para que consigas mantener tu presupuesto bajo mínimos.

¿Cómo ahorrar en una boda?

Contrata a un wedding planner

“¿Estáis de broma? Pensé que eran trucos para ahorrar en una boda”. No, no estamos de broma. Puede parecer un sinsentido gastar dinero en un coordinador de bodas cuando lo que queremos es reducir gastos. Pero en realidad un wedding planner puede suponer un ahorro a largo plazo. Entre las funciones del wedding planner está conseguir los precios más atractivos para la boda: vestido, flores, catering… Además, pueden conseguir todo tipo de descuentos.

No esperes para cortar la tarta ni tirar el ramo

Hazlo lo más temprano posible en la boda. Puede que le parezca raro a los invitados, pero de este modo puedes decir al fotógrafo que se vaya antes a casa. Eso supone un ahorro teniendo en cuenta que la mayoría de los profesionales cobran por horas.

No gastes en invitaciones

Un secreto: poca gente suele guardar ya las invitaciones de boda. Así que esas bonitas tarjetas en las que te gastaste un dineral tienen muchas posibilidades de acabar en el cubo de la basura antes o después. Por eso no importa que directamente pases por alto ese gasto. Apuesta por una llamada telefónica, un mensaje de texto o un correo electrónico para anunciar la buena nueva.

Dale una oportunidad a los amateur

¿Quieres música en directo en tu boda? Puede ser un gasto elevado para cualquiera. Si siempre has soñado con tener un cuarteto de cuerdas en vivo o incluso una banda de rock en la recepción de tu boda, pero no puedes pagar sus honorarios, contrata a estudiantes de música o músicos amateur. No pedirán mucho y estarán encantados de demostrar su talento.

Para evitar el desastre, haz una breve audición a los músicos antes de contratarlos, o pregúntales si se puede escuchar a realizarse en un concierto o actuación.

Reutiliza el vestido de novia

Sin duda este será el punto más polémico para la novia. Pero piénsalo, ¿no sería bonito llevar al altar el mismo vestido que llevó tu madre, tu hermana o tu abuela? (siempre que te valga). Si solo se han usado una vez seguro que están en buenas condiciones.

Ya te hemos dicho cómo ahorrar en una boda de forma creativa. ¿Qué te han parecido nuestros consejos?