Las bodas en agosto tienen un montón de ventajas y alguna desventaja, pero siempre depende de cómo se mire.

Bodas en agosto: Ventajas

Pues bien, es un mes en el que te aseguras buen tiempo además de no coincidir con casi ninguna boda ya que los novios suelen cerrarlo en los meses de mayo a julio y de septiembre.

Al tener las fincas menos bodas siempre podrás negociar un precio más interesante para ti.

Las bodas en agosto aunque calurosas en Madrid pueden combinarse con piscina, en Finca Trinidad tenemos esta opción para celebrar una fiesta de ensueño.

Además si quieres evitar el calor será tan sencillo como disfrutar de la velada y el banquete en el exterior por la noche o si se trata de una boda de día dentro de nuestros salones con aire acondicionado.

De todas formas, Galapagar donde se encuentra sita nuestra finca está en pleno corazón de la Sierra de Guadarrama bajando unos grados la temperatura de la gran ciudad. Nuestras fuentes y nebulizadores mantendrán a tus invitados con una temperatura súper agradable.

Bodas en agosto: Desventajas

Puede ser una desventaja o todo un acierto.

La mayoría de invitados están de vacaciones, pero sólo para aquellos que quieran buscarse esta excusa, y sino, esos comensales que te ahorrarás. Muchos invitados son de compromiso así que celebrándolo en esta época te aseguras que los invitados que vayan son realmente de calidad.

Boda original en agosto

Una boda en pleno verano puede resultar la mar de original puesto que podemos decorarla y ambientarla para que nadie pase calor y además deje a tus invitados boqueabiertos.

Celebra tus copas en un chill out como el que tenemos: Piscina y mojitos, dale ese toque ibicenco en pleno Madrid y acompáñalo de la mejor música.

Pide cita con nosotros y pasa a ver la Finca

Sïguenos en redes sociales!