1001 consejos te podemos dar para elegir la finca de bodas apropiada, pero siempre va a depender de tu estilo y feeling con el que gestione la boda, puedes encontrar una finca de bodas que sea ideal aparentemente, pero la atención sea suficiente para ti, es el día más importante de tu vida y dejarla en manos de alguien que te trata como un cliente más no tiene valor añadido, por eso, desde Finca Trinidad, cada cliente es único y le pone una ilusión y corazón diferente y por ello, nos entregamos en cada boda como única e irrepetible.

Finca de bodas

Capacidad de comensales: Esto es número uno porque aquí puedes ir descartando lugares, en Finca Trinidad puedes celebrar tu boda desde el número que sea, entendemos que hay novios que tienen necesidad de que sea una enlace con muchos compromisos y otros prefieran la intimidad con familiares y amigos muy cercanos.

Instalaciones: Deben estar acondicionadas para niños y discapacitados, que exista luz en escaleras y pasillos para cuando llegue el atardecer y por supuesto, sea un lugar bonito. Además la finca debe contar con licencia, muchas fincas de bodas no cuentan con ella y esto puede arruinar tu día, ¿Qué ocurre si la Guardia Civil se presenta y manda desalojar el establecimiento?.

Exclusividad: Importante que la finca guarde exclusividad o tenga diferentes espacios y ninguna boda se cruce.

Gastronomía: restaurante Trinidad tiene 103 años de antiguedad, un referente gastronómico en nuestra sierra madrileña. Podrás elegir banquete, cóctel, coctería, barra libre, islas con sushi, comida exótica, todo lo que quieras a medida.

Aparcamiento: Cómodo y con personal para ordenar el parking.

Ceremonia en la finca: Disponemos tanto dentro como fuera la posibilidad de celebrar la ceremonia, es importante la posibilidad de dentro por si lloviera.

Horarios y otros servicios: Todo lo que esté en nuestra mano se ofrecerá para que salga una boda redonda.